Diego Boris y La Resistencia (Músico, Fundador y Ex presidente de la UMI, actual presidente del INAMU)

Si hay algo que caracteriza al compositor y cantautor Diego Boris son sus fuertes convicciones, y una capacidad de militancia pocas veces vista en estos tiempos…
Así llegó a Grafikar, con la humildad que lo caracteriza, y con la íntima convicción que lo “lograría”.
Fue un día y un mes que no recordamos, pero si estamos seguros que corría el año 2003.
Sin demasiados preámbulos abrió su mochila y extrajo una “maqueta” realizada a mano, a punta de trincheta y pegamento.
No tardó en convencernos que más allá de los “números” y sus posibilidades, su entusiasmo y convencimiento sería más fuerte que cualquier “cuenta” que pudiéramos hacer; así que sin dar muchas vueltas al asunto, “nos subimos a su tren”…
Fue un trabajo monumental, a la altura de sus quijoteadas artísticas, “paseando” su arte por espacios no convencionales.
El resto de la historia se la dejamos al diseñador y amigo Quique Aguirre, y al mismo Diego Boris que se lo cuenten de primera mano.
Por Grafikar.

“La idea, como lo expresa Diego Boris, fue llevar a la
gráfica del disco el mismo impulso y entusiasmo con
el que él realizara su tercer recital andante, aquella vez, sobre un vagón playo de la Línea Ex Sarmiento. Así se apareció en mi estudio, con la idea de hacer algo tridimensional que recordara los viejos libros de cuentos en los que, al abrir una página, se erguía una figura dando una sensación de animación. Viejos recursos cuando no existían ni los videojuegos ni los celulares. Trabajamos sobre fotos de cuando el tren era nacional y por eso, en un gesto de noble nostalgia, Diego decidió poner el viejo logotipo de
Ferrocarriles Argentinos. No fue tarea fácil llevar la idea a la realidad ya que, aunque yo había realizado unas cuantas maquetas en mi vida y otros tantos proyectos gráficos, nunca me había sumergido en el fascinante mundo de la papiroflexia. Fueron nueve meses de trabajo constante, de tomas de decisiones, de hilvanar lo que ambos entendíamos como el proyecto “Ayer”. Así, los dibujos de Eduardo Lago cobraron vida en una locomotora bastante real (hoy la haría diferente, creo), y cuando el prototipo final quedó armado y funcionando, fue una de las satisfacciones más grandes que experimenté como diseñador. Sin dudas el entusiasmo de Diego fue el gran protagonista de esta realización.”
Por Quique Aguirre

“La idea de realizar una gráfica no convencional surge de la necesidad de plasmar en un formato no tradicional el impulso que nos llevó a realizar los recitales Andante, Flotante, y Sobre Rieles*. Así como esos recitales planteaban el concepto de que el arte le debe discutir al mercado la lógica de circulación de la música en vivo, que el mercado le asignó al arte, el formato gráfico de AYER también avanza en la misma dirección. Este tipo de “quijotadas” sólo pueden ser realizadas cuando hay atrás un impulso creativo mucho más potente que la necesidad de lucro; tal vez sea por eso que tantos amigos se asumieron como protagonistas del proyecto.
La gráfica de AYER no hubiera sido posible sin la obsesión de Quique Aguirre (amigo, artista y arquitecto, en ese orden), sin la humanidad técnica y profesional de Grafikar (Flavio, Gustavo, Carlos, Raúl y todo el personal de pre-impresión, impresión y operaciones complementarias), del extraordinario dibujante Eduardo Lago, del artista del sacabocado Rodrigo Cleppe, del laborioso cuño de Pedro W. Torres, de la optimización de diseño de El Ojo Blindado, y sobre todo de la gran cantidad de amigos (músicos, periodistas, docentes, pareja, sobrinos, etc.) que fueron los verdaderos garantes del armado de esta experiencia gráfica, que entre otras cosas planteaba colectivizar el impulso individual.
Si bien con Quique y Flavio tuvimos que resignar algunas “locuras” en pos de la operatividad del armado (varias pruebas contaron con luces, sonidos, música, figuras que se armaban cuando se desplegaba el disco, etc.), creemos sinceramente que llegamos al lugar que no sólo nos permite dejar AYER en el pasado, sino también estar pensando en alguna otra desmesura gráfica-histórica-musical que nos mantenga despiertos muchas noches para poder, recién después, dormir tranquilos. Porque como dice AYER en su tapa: “Los sueños se construyen solamente al despertar”.
Por Diego Boris